Entradas

Retenedores de ortodoncia: su utilidad y el tiempo que los llevaremos

Cuando hablamos de retenedores de ortodoncia nos estamos refiriendo a unos aparatos que se colocan una vez ha terminado el periodo en el que hemos llevado “el aparato” que todos identificamos como la ortodoncia y que ha sido la responsable de colocar cada pieza dental en su sitio.

Prescindir de esta última etapa es un grave error, ya que el proceso de asentamiento de las piezas no ha terminado y dejarlo aquí, puede hacer, que, con el tiempo, debas volver a tener que comenzar todo el proceso de ortodoncia, porque esa sonrisa tan bonita que habías logrado se ha truncado y hay piezas que se han movido.

¿Qué tipos de retenedores hay y cuánto tiempo debemos llevarlos?

Retirado el aparato de ortodoncia nuestros dentistas en Torrejón de Ardoz,  colocarán dos tipos de retenedores: uno de tipo fijo y otro removible.

Los fijos son unas láminas de alambre, extremadamente fino, que se colocan en la parte interior del diente. Se fijan con cemente y se colocan tanto en la parte superior como inferior. Son muy estéticos y discretos, y nadie sabrá que los llevas. No interfieren en tu día a día, y no molestan ni a la hora de hablar ni de comer.

Los removibles son unas férulas transparentes a medida de los dientes del paciente. Su aspecto es similar al de los alineadores invisibles, por lo que son altamente estéticos, aunque no completamente invisibles cuando se llevan puestos.

¿Cuánto tiempo deberé llevarlo puesto?

Esto dependerá de cada paciente y del tipo de retenedores que utilice: fijos o removibles.

Los retenedores fijos los vas a llevar durante toda tu vida, pero no debes preocuparte. Son prácticamente invisibles y no notará nadie que los llevas puestos, ni te causarán molestias de ningún tipo en tu vida diaria.

Por el contrario, los removibles, solo debes llevarlos el período que te indique tu ortodoncista. Al comienzo de esta fase deberás ponértelos durante todo el día, los primeros meses de la retención, pero siempre quitándotelos para comer y para realizar la higiene bucal. Con el tiempo terminarás utilizándolo, solo, mientras duermas.